EDITORIAL 11-2 Guerrillero o Gobernante

 

 

No se puede ser simultáneamente guerrillero y gobernante.

El guerrillero lucha, conoce a sus enemigos y los combate, su misión es ganar e imponer sus ideales.

Cuenta con otros guerrilleros a sus órdenes y presentan una estructura organizada, disciplinada y cerrada.

El gobernante gobierna, no debe considerar a sus gobernados como sus enemigos.

En teoría trabaja para ellos. Debe ser dialogante y admitir las propuestas razonadas de sus gobernados sin distinción de clase o condición.

La experiencia dice que los guerrilleros que vencen se convierten en gobernantes, y que en general no son buenos gobernantes.

En la lucha política los partidos están organizados como unidades de guerrillas al mando de los jefes regionales formando una estructura organizada, disciplinada y cerrada.

Su misión principal es combatir sin descanso a otros partidos políticos y ganar elecciones.

Es lógico que el guerrillero que gana una lucha disfrute de su premio, que en el caso de los políticos es un cargo público.

Si este cargo no es ejecutivo, es decir no implica gobierno, sigue manteniendo su lucha y es aceptable que el responsable de un partido pueda ser concejal de la oposición y a la vez seguir siendo jefe del partido.

Cuando se alcanza la Alcaldía o el Gobierno

Pero el asunto cambia cuando esa función pública implica una responsabilidad de gobierno.

No se puede mantener la misma senda de confrontación que cuando se es candidato o jefe de partido porque ser presidente de Gobierno es ser presidente de todos, no solo de los que le votaron. 

Con el agravante de que se utilizan los fondos públicos para esa lucha partidista 

Hoy tenemos en el gobierno a lo guerrilleros. 

Por eso en el artículo 27 de nuestros estatutos se especifica claramente esta incompatibilidad:

Se establece la total incompatibilidad para detentar simultáneamente responsabilidades en los Comités Ejecutivos del partido con los de la función pública como cargo electo, ya sea éste nacional, autonómico, provincial o local.

Porque no se puede ser guerrillero y gobernante

 

 

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 

Los temas de actualidad

 

Claves de la creación de UDEC
Un partido revolucionario
La izquierda ha muerto 
Nuevos tiempos nuevos modos 

El Parlamento Europeo equipara nazismo y comunismo
No perder la esperanza

 Página Principal
Todas las publicaciones
Quiero recibir la viñeta diaria en mi teléfono

Una Nueva España
La España que queremos

 

José Manuel Millán Campos
UDEC – Unidad de Centro
Secretario General
s.general@udec.es

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook