EDITORIAL 11/7 DESPOLITIZAR LA JUSTICIA

 

Por su indudable interés y por el análisis que un conjunto de Magistrados, Jueces y Fiscales realizan sobre la situación de la Justicia reproducimos la introducción del:

 Libro blanco para la despolitización de la justicia española

Propuesta de la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial

Nota:  al final del texto hemos colocado  el link para descargar el documento completo

INTRODUCCIÓN

La “politización” de la Justicia no es un mal menor, inevitable consecuencia del funcionamiento del sistema constitucional. Al contrario, es una forma de corrupción, no económica sino jurídica. La “corrupción jurídica” mina la separación de poderes y, sobre todo, la confianza del pueblo español en sus jueces.

Para combatir la corrupción jurídica son imprescindibles reformas legislativas que sanen los vicios sistémicos que infectan el sistema judicial. Se da la paradoja de que, aunque la inmensa mayoría de nuestros jueces y fiscales exhiben una integridad profesional más allá de toda duda, el Poder Judicial español aparece desprestigiado a los ojos de la opinión pública. Las causas son estructurales, debidas a su deficiente arquitectura institucional.

La administración de Justicia española se configura como una organización tóxica donde se ha abierto canales subrepticios para brindar al poder político el control de la magistratura y la fiscalía. El foco de la infección parte del Consejo General del Poder Judicial, órgano cuya composición depende por completo de los grupos parlamentarios. Desde esa cúpula politizada se metastasían al organismo judicial entero los efectos malignos de la originaria corrupción jurídica.

Así, los nombramientos de altos cargos son tributarios de los pactos en la sombra entre diversas facciones político-judiciales. Es el conocido como “reparto de cromos”, protagonizado por una especie híbrida entre judicatura y partitocracia, la de los “políticos togados”. De este modo, los incentivos para la promoción profesional pasan por la participación en un sistema contaminado del que el beneficiario se hace cómplice, dejándose atrapar por una red de créditos y débitos recíprocos. Por otro lado, la estructura vertical de la carrera, altamente jerarquizada, favorece tal sumisión clientelar.

Buen ejemplo es la interinidad crónica de la Audiencia Nacional, uno de los trofeos más preciados para los grupos de presión política o económica. Dado que de sus titulares suelen gozar de la situación de servicios especiales, las vacantes se cubren por comisiones proveídas sin mínimas garantías de objetividad. Pero, con ser éste el ejemplo más llamativo, la deficiente regulación de dichas comisiones ha conducido a la inseguridad jurídica a toda la carrera, no únicamente al más emblemático de sus órganos; tanto es así que se ha extendido la opinión de que la mejor manera de disfrutar a un destino a medida es la de contar con contactos que mueven los hilos en el lugar y momento oportunos.

Se trata de un modelo basado en recompensas orientadas a crear vínculos psicológicos de gratitud entre los jueces y la política. Más no solamente se pertrecha con refuerzos positivos, sino en negativos, esto es, castigos potenciales o actuales que suponen una permanente amenaza de represión contra las voces díscolas. Así, los jueces españoles están sujetos a un régimen disciplinario cuyos vínculos, directos o indirectos, con el poder político facilitan la instrumentalización de los procedimientos sancionadores a favor de intereses extrajurídicos cuando no antijurídicos. Muestra de ello son las denominadas “diligencias informativas” cuya insuficiente y confusa reglamentación las convierte en un injerto inquisitorial en el tejido del Estado de Derecho.

Tales mecanismos de temor institucional operan en el seno de un Poder Judicial tóxicamente estructurado donde no existen cauces representativos para sus miembros. Así, los jueces españoles son gobernados por un órgano que no han elegido, el Consejo General del Poder Judicial, circunstancia ésta que, amén de fomentar el desarraigo corporativo de los magistrados sin ambiciones políticas, impulsa nuevamente a buscar vías de promoción mediante alianzas con grupos extrajudiciales de poder.

El anterior esquema estaría incompleto sin incluir el Ministerio Público. Desde instancias políticas se ha fomentado un debate artificial acerca de su la investigación criminal ha de estar en manos de jueces o fiscales. Es una cortina de humo para velar la estructura de una Fiscalía cuya toxicidad no es menor a la de la judicatura. Así, la promoción de los altos cargos fiscales es incluso más opaca que la del Poder Judicial. Por otro lado, se favorece un régimen de control profesional que, al no existir independencia como entre los jueces, fomenta una cultura de sumisión a una cúpula jerarquizada de carácter indisimuladamente político. Y ello pese a los constantes ejemplos de integridad, a veces próximos al heroísmo, que nuestros fiscales muestran en su quehacer cotidiano.

La Plataforma Cívica por la Independencia Judicial, como organización transversal nacida en defensa de la Independencia de la Justicia española y en la que se integran profesionales procedentes de todos los ámbitos del Derecho, ya sean jueces, fiscales, notarios o abogados, ha articulado siete grandes bloques temáticos para poner remedio a los males que hemos diagnosticado. Cada uno de ellos constituye un capítulo de este libro, primer ensayo de un “Libro Blanco para la despolitización de la justicia.”

No forman estas propuestas un agregado inconexo, sino que se organizan en un sistema presidido por unos principios cuya síntesis es la siguiente:

Bloque Primero. El retorno a un sistema de elección judicial de parte de las vocalías del Consejo General del Poder Judicial, si no se asegura un modelo electoral plenamente democrático, entraña el riesgo de connivencia entre oligarquías corporativas y políticas. Ha de limitarse el número de sufragios emitibles por cada votante, proscribir el voto delegado y permitir la formación de listas transversales.

Bloque Segundo. Nombramientos de altos cargos judiciales. Reforma de Reglamento de nombramientos discrecionales mediante ocho bases. Objetivación de los nombramientos mediante el establecimiento de criterios tasados al menos en un 75% así como la introducción de una cláusula de abstención entre los candidatos y los vocales que pertenezcan a la misma asociación judicial.

Bloque tercero. Carrera Horizontal. Implantación de un sistema de promoción profesional que vincule la categoría y retribución salarial a la competencia del juez y a su evaluación periódica objetiva. Incentivación del trabajo de calidad y de la formación constante frente a la promoción política.

Bloque cuarto. Comisiones de Servicio, reforma LOPJ. Objetivación de las comisiones mediante su aproximación a los concursos ordinarios.

Bloque quinto. Régimen disciplinario. Reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Evitar la instrumentalización política de los procedimientos sancionadores, así como supresión de los vestigios inquisitoriales en el régimen disciplinario.

Bloque sexto. Democracia judicial. Reconocimiento del principio, “un juez, un voto”. Reglamento Junta Nacional Jueces.

Bloque séptimo. Ministerio Público. Objetivación de los nombramientos de altos cargos fiscales y reconocimiento al Ministerio Público de verdadera “independencia”, equiparable a la judicial, no de mera “autonomía”. Consagración de una investigación judicial plenamente independiente, imparcial e inamovible, cualquiera que sea el órgano investigador.

Link para descarga de la editorial Dykinson: https://www.dykinson.com/libros/libro-blanco-para-la-despolitizacion-de-la-justicia-espanola/9788413241708/ 

Plataforma cívica para la independencia del poder judicial: https://plataformaindependenciajudicial.es/

 


Otros temas interesantes

La claudicación del estado ante el secesionismo catalán

Agosto enseña los dientes

Elección del presidente del Gobierno

Lógica de izquierdas

Corrupción y Leyes Electorales

España es una de las naciones europeas con menos violencia contra las mujeres

 Página Principal
Todas las publicaciones
Quiero recibir la viñeta diaria en mi teléfono 

La España que queremos

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin

2 comentarios en “EDITORIAL 11/7 DESPOLITIZAR LA JUSTICIA”

  1. La política en España debería de ser más cauta, cuando una nación tiene un poder establecido como es la constitucion española, que es la máxima autoridad, también se establece el código penal con fuentes como el uso y la costumbre o sea una piramidal de leyes que excepto el código civil. Las demás son de rogativas. Como administrativos, etc.

    Si no vamos a la jurisprudencia de los años 1600, España estaba defendiendo su espacio físico, su lengua y demostrando que eramos una nación avanzada con la unión de los Celta, pero jamás ha estado España sin gobierno, con la picaresca actual vendiendo sillones jamás.

    Hoy me he sentido dolido como reservista voluntario horifico de 1640 al.ver persona de militar. Y no defiende la unidad y la cohesión
    Qué pena de país, volveremos a ver las hueste de d. Rodrigo Diaz De Divisar, cubiertas de polbonos.

    • Mis títulos son de clase media, pero la leyes e historia si unes muchos obtienes grados superiores.

      Seria interesante conocer el pensamiento de un grupo de letrados, fiscales y abogados en una parte de la mesa y en la otra un p sociólogo y un historiador. Colar un político restaría va los al coloquio, o sea los 5 años que llevan COBRANDO, no b ser van que con sus maricona rías nos encontramos en el antesala de una guerra civil.

      Los malos políticos, piensan en el momento no gestionan para el futuro. Nosotros el Partido Político UNIDAD DE CENTRO. Si pensamos en echar semilla hoy para que recojan los hijos y nietos. Por tales ausencias su señorías son personas que buscan un sillón. Que UDEC.ES, veía bien si tuvieran que pagarse el plan de pensiones y obtuvieran un sueldo inferior al 50%. Que bonito, d. Pepitoria, que tiene una ciudad destrozada en obras que no son de nuevos PRESUPUESTOS.

      Si estos señores de ANDÚJAR, Ya no conozco si hubo algún cambio en la venta del agua potable. Por la reparación en calles todo nuevo (hoy lo hace el ayuntamiento con nuestros dineros).

      Alguno, extienden licencias como si de rosquillas se tratarán y no observan que violan una ley de Superior Jerarquía. Claro el señor SECRETARIO. Elegante como un pinguino, debe conocer que LPH, esta regulada por la LAURA y el Civil y ustedes con una simple ordenanza, derogar todas las garantías. Esto ocurre en Andújar. Por tales motivos deberían pensar mejor, pues hay un señor que adeuda cierta cantidad, la cual será pagada.

      Andújar: Típica ciudad andaluza, con buenos alcaldes José Antonio. Antonio Cuenca. Salen del ayuntamiento y algún listo lo hace mejor arrienda, vende el cementerio. Ustedes no pueden tocar al temas cuyos propietarios sea el PUEBLO. QUIENES SON PARA VENDER UN ESPACIO DE MI PROPIEDAD.

      Ustedes señores están destrozando nuestra nación desde las bases hacia arriba. Les dan 4 perrera y ustedes 60.000.00 anual. Esta aumentando el nivel de inscripción de la sociedad. En España hay hombres y mujeres, que al determinados, que (semipresidente, presidente, próximo presidente o NO TIENE VOTOS). Ayer se alteraba el personal de una nota donde Zcasado del Pp, pedía los votos anónimos BILDU, Hablen de Sánchez. Estamos tan seguros que en julio ni agosto tenemos gobierno. Hay septiembre, ahí si entendemos que el jefe del Estado Español nombrará onuevo ministros, se pueden unir más de 160. Sobran. España, precisa, orden, educación, comenzando por los vecinos de arriba que parecen un circo romano en ruidos y voces. Tranquilidad. Saludos y piense que es mejor que se salve uno al que mueran todos de hambre.

Deja un comentario