EDITORIAL 12-10 Lo demandó el honor y obedecieron

Razones para AFILIARSE a UDEC (haga clic aquí)

Queremos ofrecer este sencillo tributo al Ejército y a los Cuerpos de Seguridad del Estado, para lo cual recuperamos la historia de un soneto cuyo autor ha sido ignorado y su obra manipulada

Lo demandó el honor y obedecieron

(Fragmento del artículo original)

Este soneto tiene autor, título y fecha. Apareció en el entorno de la Comunión Tradicionalista, tras la guerra civil.

Se titula «Mártires de la Tradición».

Se publicó por vez primera en 1943, en la fiesta de los Mártires de la Tradición que desde 1895 los carlistas celebran el 10 de marzo, aniversario de la muerte de su rey Don Carlos.

Su autor es el olvidado poeta Martín Garrido Hernando.

Este inspirado requeté burgalés se alistó de voluntario en el Tercio «Burgos-Sangüesa».

Pero, asómbrense, no cuando era un muchacho idealista, sino casado y ¡a los 40 años! Escribió un poema tan clásico que muchos creen del Siglo de Oro.

Donde expresó conceptos que luego fueron borrados por los que silenciaron su nombre, cual la mención al Rey.

Pongo aquí, con la intención que diré al final, el texto original del soneto robado a su autor, Martín Garrido Hernando:

Lo demandó el Honor y obedecieron
lo requirió el Deber y lo acataron
con su sangre la empresa rubricaron
con su esfuerzo, la Patria redimieron. 
Fueron grandes y fuertes, porque fueron
fieles al juramento que empeñaron.
Por eso como púgiles lucharon,
por eso como mártires murieron.
Inmolarse por Dios fue su destino
salvar a España, su pasión entera
servir al Rey, su vocación y sino.
No supieron querer otra bandera,
no supieron andar otro camino
¡no supieron morir de otra manera!

Y aquí mi ruego al JEME, con el deseo de que lo pase al ministro por la cadena de mando: ya que las Fuerzas Armadas nunca olvidarán a los militares asesinados por la ETA, ojalá en la ceremonia del Homenaje a los Caídos el impresionante soneto sea devuelto a su pureza original, con las menciones al Rey, a Dios, al Deber-Patria-Honor del himno de la Infantería, ignominiosamente suprimidas todas. Y ojalá sea honrada también, con su propio nombre, la memoria de su autor, el escritor burgalés que se alistó para defender sus ideales en la granazón de su madurez como poeta y como hombre, fallecido en 1984. El nombre de Martín Garrido Hernando no merece el olvido, ni su rotundo soneto, la manipulación oprobiosa de lo políticamente correcto.

Por ANTONIO BURGOS

Publicado en ABC el 29/03/2006

Documento original en: https://www.abc.es/opinion/abci-demando-honor-y-obedecieron-200603290300-142928148580_noticia.html


Otros temas interesantes

Cambiar la justicia
El Parlamento Europeo equipara nazismo y comunismo
La claudicación del estado ante el secesionismo catalán
El gran pufo del cambio climático
España es una de las naciones europeas con menos violencia contra las mujeres

 Página Principal
Todas las publicaciones
Quiero recibir la viñeta diaria en mi teléfono 

La España que queremos

 

 

 

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin

Deja un comentario