EDITORIAL 2-11 Si algún gobierno indulta a los golpistas desaparecería del mapa político

 

UDEC Unidad de Centro pide tu participación ante la situación social y económica actual, en beneficio de todos los ciudadanos.

El Gobierno de Rajoy ignoró el sentimiento general de la Sociedad Civil y las traiciones se pagan caras. Indultar a Puigdemont y al resto de golpistas catalanes a cambio de que renuncien a la independencia unilateral le puede salir muy caro al que lo intente.
El de Pedro Sánchez va por el mismo camino
 
No hay voluntad del Gobierno o al menos es la apariencia que transmite a la Sociedad Civil de revertir la hegemonía del separatismo. Cada día que pasa se hace más evidente que los partidos PP y PSOE lo que pretende es que nada cambie en Cataluña. La diplomacia del engaño y la traición se ha puesto en marcha. Porque lo que les interesa no es gobernar para España, es simplemente gobernar para poder mantener a sus paniaguados y lacayos. 
 
Nada ha cambiado en Cataluña. El Gobierno ha aplicado un 155 descafeinado que en la práctica no ha supuesto otra cosa que la convocatoria de elecciones. El Gobierno ha dejado en manos de los separatistas las estructuras golpistas. El caso más sangrante es el de los medios públicos catalanes, que han sido una de la más poderosas armas con que han contado y siguen contando los golpistas.
No será posible derrotar a los golpistas si no se los expulsa de unos medios públicos que han convertido en sentinas saturadas de desinformación y odio. Eso lo sabe el Gobierno, pero prefiere simular una normalidad que está bien lejos de existir.
 
No es mucho mejor la situación de la enseñanza, cuya intervención no fue considerada prudente. Ocho de cada diez docentes catalanes se declaran independentista, un porcentaje que no respondería a ninguna razón sociológica objetiva, sino a la estrategia urdida durante años por los gobiernos de la Generalidad para adoctrinar a los niños hasta convertirlos en personas llenas de odio de la causa secesionista.
 
Así no vamos a ninguna parte. Por si fuera poco, las calles siguen siendo de los separatistas, los mossos colaboraron con el éxito de una huelga salvaje sin apenas apoyo social, se impide a los líderes del PP y Ciudadanos moverse libremente.
 
Los máximos responsables de la conspiración algunos de los cuales figuran en las listas de ERC, Junts per Catalunya o la CUP han sido condenados a duras penas de cárcel y a inhabilitación.
 
El indulto se plantea como pacto para lograr la renuncia expresa a la independencia. Ese escenario es contemplado como una hipótesis más que probable por parte del gobierno. Pero la función del circo esta servida, pero el final no esta escrito.
 
Los riesgos del pacto son evidentes. Los independentistas podrían vender ante su electorado que su salida de prisión implica una victoria: la “amnistía” política. Pero lo que más preocupa en Moncloa es la reacción contraria a esa vía por parte de los sectores políticos y mediáticos más a la derecha y que no están dispuesto a admitir el perdón a los que han puesto en riesgo la unidad de España y la Sociedad Civil no perdonaría

Jacinto Fernández Moreno
UDEC - Unidad de Centro
Presidente
presidente@udec.es

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 


Otros temas interesantes

Un partido revolucionario
Plurinacionalidad para todo
Nuevos tiempos nuevos modos 
El Parlamento Europeo equipara nazismo y comunismo
¿Testigo o Protagonista? Tu Eliges
120 Años de alarmismo climático

 

 Página Principal
Todas las publicaciones
Quiero recibir la viñeta diaria en mi teléfono 

Una Nueva España

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin

Deja un comentario