EDITORIAL 5-2 Un proyecto basado en las personas.

 

 

Uno de los retos que nos enfrentamos al fundar el partido era contestar a las preguntas:

 ¿Qué queríamos hacer? ¿Por qué lo queríamos hacer?  y ¿Qué queremos alcanzar?

1.- ¿Qué queríamos hacer? Queríamos hacer un partido que mantuviese unas reglas de juego limpias con sus afiliados, que pudieses perdurar a lo largo de generaciones de dirigentes.

Por tanto nuestro primer proyecto es el partido en sí, lo que denominamos el proyecto interno, que tiene por objetivo dar confianza a sus afiliados.

En el documento “Los límites de los partidos político” afirmamos que la afiliación es un acto voluntario y que este acto debe ser transparente para las dos partes.

El que se afilia debe tener claro donde se afilia y que una de las partes, el partido, no puede cambiar unilateralmente los principios, las regla o la estructura.

Por mucho que se apele a la libertad soberana de la asamblea general es una realidad que una cúpula ambiciosa puede manipular una asamblea para cambiarlo todo, dejando en la indefensión a los que se apuntaron al proyecto original.

Por tanto nos planteamos si era lícito reconocer la libertad soberana de la asamblea y a la vez limitar su capacidad para modificar ciertas cosas y la conclusión fue un sí tajante.

Por tanto este partido tiene cosas que no se pueden cambiar, que son intrínsecas a su propio concepto de partido, que como todo tiene un límite la asamblea también tiene un límite y es que no se puede ir en contra de su estructura ni de su manifiesto fundacional.

Es un “se toma o se deja” tajante.

Porque lo que hemos observado es que los afiliados son mucho más fieles a los principios que las cúpulas que enloquecen con el poder.

Y una de las cosas que se blindan en nuestros estatutos es la vigilancia permanente a la cúpula directiva para que no se desmadre. 

2.- ¿Por qué lo queríamos hacer? Porque la sociedad ha evolucionado muy rápidamente hacia una globalización y esa globalización intimida al ciudadano.

La globalización asusta.

Es necesario hacer un esfuerzo de imaginación sobre cómo será el mundo de nuestros nietos para intentar preparar el futuro.

Hoy se critica a la juventud porque no tienen principios ni valores, no respetan nada y no nos damos cuenta de su terrible indefensión y que si bien pueden competir en todo el mundo todo el mundo puede competir con ellos.

Ya no hay lugar seguro.

No es una pérdida de valores, es una sustitución de valores que ya no sirven por otros distintos que nosotros, los adultos, no entendemos.

Esto se ha traducido en una actitud consumista que solo tiene un objetivo, reafirmar su propia existencia, que se materializa con ropa de marca, teléfonos y viajes como forma de escapar a su miedo al sistema.

Su egoísmo es una válvula de escape.

Un mundo donde la participación social se hace a golpe de clic en teléfono ya sea votando a un cantante o dando un me gusta.

Las estructuras políticas no han sabido adaptarse con la suficiente rapidez al cambio que ellos están experimentando.

El futuro laboral para ellos es incierto.

El fracaso de los sindicatos con sus propuestas nos recuerda a aquellos cazadores de las praderas que seguían pensando que las manadas de bisontes volverían y no eran conscientes de que ya no había bisontes, nunca volverían porque ellos los habían exterminado.

Toda la casta política sigue pensando en sus problemas y no son conscientes de lo que está pasando.

Es difícil para muchos defensores de las lenguas locales asimilar que estas están en franco retroceso.

La defensa del gallego, el catalán o el euskera como lengua social es inviable porque en un mundo global las lenguas locales no encajan.

Los nacionalistas catalanes, vascos y gallegos ven con pavor que los jóvenes no las usan, es una cosa de viejos y solo se consiguen mantener a costa de la respiración asistida de las subvenciones.

Este es un simple ejemplo de cómo ha cambiado la sociedad.

Que cosas que hace años eran indiscutibles ahora no son válidas para los jóvenes.

Por eso creímos que era necesario crear un partido que partiese de esta nueva realidad social, el individualismo.

3.- ¿Qué queremos alcanzar? Un partido para personas, no un partido basado en dogmas.

Como explicamos en “La izquierda ha muerto” y en “La derecha que nunca existió” la confrontación izquierda derecha no existe.

La realidad es que solo hay una confrontación y es la del individuo, cada vez más comunicado pero a la vez más indefenso, contra el poder económico.

En esa nueva realidad debemos conservar todo lo que ha demostrado ser útil y desechar la demagogia, y por eso nos declaramos de centro.

Ser de centro no es ser de una izquierda o una derecha moderada.

Ser de centro es asumir que hay cosas que las denominadas derechas hacen bien y hay cosas que las denominadas izquierdas plantearon bien, pero para la izquierda es imposible convivir con ideas puramente capitalistas, de derechas.

Igualmente para las denominadas derechas se le hace difícil aceptar que determinadas necesidades no se pueden mercantilizar.

Para las derechas radicales cualquier necesidad es una oportunidad de negocio.

Por tanto descartamos de plano toda asignación a una ideología, entre otras cosas porque las ideologías solo son las excusas para desarrollar políticas económicas partidarias.

Nuestro proyecto de partido se basa en el reconocimiento del individuo como protagonista de la Sociedad Civil.

El liderazgo en una sociedad individualista no puede estar basada en un líder porque el individualismo desconfía del individuo.

Debe estar basada en un sistema donde los individuos son los protagonistas.

Este es nuestro reto.

Es el único camino que vemos.

Los demás son falsas ilusiones.

Solo creemos en aquellos partidos que asuman conceptos parecidos a los aquí expuestos.

Aparecerán y desaparecerán todos los partidos que no basen su estrategia en el individuo.

Hoy nosotros estamos liderando este proyecto con seguridad de que otros seguirán nuestro ejemplo.

Por eso estamos convencidos de nuestro triunfo.

Con UDEC, el partido donde la gente tiene la palabra, tienes el canal para contribuir a cambiar la sociedad.

Para que los ciudadanos puedan elegir libremente y exigir responsabilidades.

No lo dudes y Afíliate a UDEC Unidad de Centro

El partido donde la Gente tiene la Palabra

Afiliarse es muy sencillo: Picha AQUÍ  

José Manuel Millán Campos
UDEC - Unidad de Centro
Secretario General
s.general@udec.es

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 

No se pierda la viñeta del día

Lo más destacado

 

¿Debe el Rey nombrar un gobierno de emergencia nacional ante el caos provocado por el Gobierno del 8-M?
Coronavirus, canallas, estúpidos y mediocres… 
Diferenciar lo Urgente de lo Importante para garantizar el futuro.
Nuevos tiempos nuevos modos (democracia interna)

Claves de la creación de UDEC

 Volver al Inicio
Todas las publicaciones
Quiero recibir la viñeta diaria en mi teléfono

Una Nueva España
La España que queremos

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook

2 comentarios en “EDITORIAL 5-2 Un proyecto basado en las personas.”

  1. Observarán ustedes que nuestro joven partido político UNIDAD DE CENTRO, tenemos claro nuestra actitud de lila, considerando, quizás aclaramos que el nombre de lila es un ARBUSTO CON FORMA DE Escoba, ahí vamos, con forma de escoba, cuanto árboles se precisan para que podamos apartar barrer, lo políticamente sin ideas, de partidos que quieren con dolo o sin el destruir España. Cualquier Español que sea noble puede sentirse orgulloso/a de pertenecer a un pueblo noble, solidario, y como dicen, también sabe morder. Una hormiga se pisa y como pueda te muerde, Que entiende los políticos de la década de los 80 sobre el concepto BIEN COMÚN. Vectores Reales.

    *Nuestro partido político UNIDAD DE CENTRO, no obliga a nadie que siga su senda. Pero si podemos decir que no somos empalagoso, somos reales, nuestros proyectos están basado en vectores actuales, en urgencia, y con la primicia que están expuesto para que lo/as Españoles, as puedan verse reflejados en un partido que ataca las necesidades sociales del nuevo siglo.

    Nosotros, hemos observamos y detectamos los diferentes factores en esta ocasión que precisa una nación como España, noble y fuerte. : Que vismos:

    1.- La gran necesidad en tres factores importantes como son
    *Empleo.
    *Servicios Sociales, Familia. Salud.
    *Prevención en mayores, Pensiones.
    Estos tres apartados definen la mayor necesidad de España, ustedes pueden observar como un área tan difícil de trabajar, COMO SERVICIOS SOCIALES, FAMILIA Y Salud, la unificamos en un área con tres elementos, por suerte nuestros políticos de trastienda llevan 40 años trabajado esta áreas. Por lógica, sabemos construir uno de los grande pilares que junto a nuestra Constitución, junto a hombres y mujeres que sin respiro pueden exponer sus proyectos con fecha de 2019, nosotros sumamos y vamos con las obligaciones del pueblo. Nosotros exponemos mediante documentos, no cuantificado, por desconocer la situación de España. Miren ustedes con eso tres apartados creamos estrategias, para el núcleo familiar, creamos sistemas que modifican la violencia y asesinato familiar. Proponemos según hemos leído una de nuestras mejores armas, la seguridad Social. Un tocho superior al derecho romano, pero nos sirve para crear Centros de atención Primaria, con una dirección que será por OEP, no a dedo como algunas, Tenemos cubierta la hospitalization básica, hospitales generales y especialidades.

    Que nos falta, hablamos de hospitales, Precisamos laboratorios aislados del hostital y parte de ellos un área pequeña en determinados hospitales para emergencias. Todo esto, lo dejamos en la misma frase, porque tenemos la huida de Inglaterra. El BREXIT, España no elige, si miramos a 1844, lo veremos.

    Cuardo hablamos de Armas r y empleo no se deben de olvidar de nuestra grandes navieras, constructoras de armamento pesado y ligero, entre ellas NAVANTIA. debemos ser coherentes con los hechos y podemos decir, llevamos cuatro años y no lo duden nuestros proyectos son del SIGLO XXI. Saludos
    *

    Responder

Responder a Juan Fco. Córdoba Rodríguez Cancelar la respuesta