EDITORIAL 21-2 Cuando sumar es dividir.

 

Está demostrado que en política  2 + 2 no suelen ser 4, no cuadran las matemáticas.

No es una ciencia exacta.

Se está trabajando en determinados ambientes sociales, cívicos y políticos para articular una propuesta «Catalunya Suma», con la pretensión de sumar el voto de los NO independentistas, para presentar un frente unido constitucionalista.

Y entre los diferentes actores comienzan los problemas:

«Que si tú No porque hiciste esto».

«Que yo tengo un 1% más de voto en las municipales».

«Que si tu Candidato es feo y mayor».

«Pues el tuyo es un pipiolo y un flojo».

«Que esto está condicionado a que se apruebe en las Antípodas, porque aquí es un tema de supervivencia y allí  uno de los sumandos va de sobrado y no quiere sumar».

«Que Aquí somos los que somos, Tú y Yo = 2, y los demás o son feos, o no tienen representación suficiente, No suman,… pues que aguanten y traguen».

Hay partidos y organizaciones pequeñas sin representación parlamentaria, que en Cataluña sumados todos sus porcentajes se aproximan al 5% voto emitido, que nos sentimos totalmente ninguneados por estos egoísmos y cortedad de miras.

Los que representamos a esas organizaciones solo queremos participar y aportar nuestro granito de arena, no pedimos puestos de «salida» en las listas, que en una lista con 85 nombres como es el caso de Barcelona, ya va bien que ocupemos los últimos puestos.

A cambio de esa visualización y aportación al esfuerzo de SUMAR, vamos a defender a muerte Suma Cataluña y aportaremos nuestra gente y entusiasmo.

Porque esto es lo que la ciudadanía constitucionalista está pidiendo en Cataluña… UNIDAD y FIRMEZA.

¡Dejar de pelearos y hacer un frente común de verdad!

Porque tras los últimos planteamientos xenófobos y seudo-raciales, esos nos contemplan como los nazis a los judíos…. a punto de ahogarnos al mar Báltico o para hacernos virutas.

Es el pequeño gesto que diferencia luchar por una causa compartida, por una causa común.

Que puede movilizar a mucha gente, no solo a los que podamos aportar individualmente, sino a todos aquellos que ven una luz de esperanza.

Pero claro, aquí es donde salta la liebre y suenan las alarmas.

Porque, piensan algunos, que incluirnos en listas de Candidaturas o simplemente poner nuestros logos en un dibujo bajo el símbolo de Cataluña Suma es darnos visibilidad y antes que permitir a los votantes que nos vean juntos… es preferible que sigan gobernando los separatistas, supremacistas y xenófobos raciales.

Antes que permitir que alguien vea siglas que quizás nos alteren el futuro.

Una suma es una suma de todos los sumandos, por pequeños que sean.

Aunque si admitimos que en este caso el orden de los sumandos si puede alterar el producto.

Por eso nosotros los últimos de la fila.

Si es que realmente se quiere sumar.

Si lo que se quiere es sobrevivir sería necesario recurrir a la parodia y decir:

” Todos somos constitucionalistas, pero unos somos más constitucionalistas que otros”.

Como si en esto de la defensa de la Constitución dependiera de por donde sopla el viento.

Esto no es luchar por una causa compartida.

Es lo de siempre.

Entonces lo que se está haciendo es dividir, no sumar.

Daniel Urbia  Amat
Vocal Comité Ejecutivo para Catalunya
Polítiques Socials i Igualtat

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook

1 comentario en “EDITORIAL 21-2 Cuando sumar es dividir.”

  1. El Presidente que tenemos en España no tiene credibilidad ni valentía para gobernar, el tiempo pasa y las cuentas no le salen porque se ha pasado de listo para poder llegar a ser Presidente. La falta de lealtad a los ciudadanos, el egoísmo, la irresponsabilidad, claridad y transparencia es muy alarmante y preocupante.

    Responder

Deja un comentario