PROGRAMA. OCTAVO PASO: IMPLANTAR LA VISIÓN DE LA SOCIEDAD CIVIL

Nuestra visión de cómo se ha generado el concepto de Sociedad Civil comienzan en el siglo XIX con un avance espectacular en la industria.

Es el “Progreso” impulsado por una sociedad liberal en lo económico.

En esa época de progreso e injusticia el ciudadano está muy comprometido con la conciencia nacionalista, que culmina a principios del siglo XX en una monstruosa guerra a la que los ciudadanos apoyaron con entusiasmo.

Nosotros compartimos las reflexiones del historiador italiano Enzo Traverso.

“Entre 1914 y 1945 Europa vicio una Segunda Guerra de los 30 años. Esos años de violencia fueron reflejos de la crisis europea global: una crisis política causada por el colapso del antiguo orden liberal y la irrupción de las masas en la esfera pública, que duró hasta el advenimiento del fascismo; una crisis económica causada por el fin del liberalismo económico y la introducción  en todos los países de distintas formas de intervencionismo de Estado en la economía y, finalmente una crisis cultural que puso en tela de juicio la idea hasta entonces dominante del progreso”

Introducción de: Un siglo de violencia.

En 1945 empieza la reconstrucción de Europa, que oculta la enorme crisis de identidad y pérdida de valores.

En los años 50 se comienzan a dar los primeros pasos para la fundación de la UE, pero a la vez que caen las fronteras también cae la conciencia de nación para entrar en un mundo desconocido.

Mayo del 68 es el primer aviso de que algo no funciona.

En noviembre de 1989 cae el muro de Berlín y en 1991 se disuelve la URSS, dejando huérfanos a los comunistas y socialistas.

Con el liberalismo y el comunismo seriamente cuestionados Europa se enfrenta a un panorama incierto.

A partir del siglo XXI los sistemas de partidos entran en crisis.  Partidos poderosos desaparecen en Europa.

Entramos en una sociedad individualista en un mundo globalizado

La sociedad se ve inmersa en un proceso de globalización que asusta, y como consecuencia el ciudadano se aísla cada vez más pero quiere participar y ser escuchado.

En España vivimos el desgaste del PSOE con Felipe González, y posteriormente los no gobiernos de Zapatero y Rajoy.

Hoy tenemos un gobierno revolucionario que quiere cambiar radicalmente las reglas del juego.

Nuestra opinión al respecto es que cada vez somos más conscientes de las limitaciones de los políticos y la necesidad de que seamos nosotros los que tomemos las decisiones por nuestra cuenta.

Será difícil que en el futuro encontremos a gobernantes que sin quererlo estén favoreciendo tan intensamente la idea de Sociedad Civil.

La crisis de los partidos políticos obliga a los ciudadanos a buscar otras fórmulas de participación, entre las que destacamos la manifestación y las protestas convocadas por colectivos de ciudadanos, no por partidos políticos ni por sindicatos.

Ante este desbarajuste la sociedad ha desarrollado una “conciencia crítica” que es la base del concepto de Sociedad Civil.

Al ser la Sociedad Civil una forma de encauzar aspiraciones y necesidades actúa desincentivando la participación en los partidos políticos.

Estos ya no son el único camino para transformar la sociedad.

Nos encontramos viviendo las consecuencias de un proceso que comenzó en 1914 y en el que se ha perdido la fe en las estructuras clásicas.

Pero esta idea de Sociedad Civil está en sus principios, no está desarrollada, no sabe cómo controlar su poder.

Para que se desarrolle plenamente tiene que practicar y ahí es donde fallan los partidos clásicos.

Es necesario una nueva generación de partidos que asuman la importancia de la Sociedad Civil para que esta pueda desarrollarse.

Un nuevo concepto de partido que asuma que su misión no es la de cambiar la sociedad, sino la de elegir candidatos a cargos públicos para que sean ellos los que cambien la sociedad.

La diferencia estriba que en el primer caso se acaba identificando a la cúpula con el partido y por tanto las cúpulas hacen y deshacen sin respeto ni a los afiliados ni a los votantes, y por supuesto a los ideales del partido.

En el segundo caso las cúpulas se dedican a asegurar que los cargos públicos, que ellos no han elegido ni propuesto, respetan voluntad de los ciudadanos que son los que los han elegido.

Por tanto, los nuevos partidos no serán sino instrumentos de la Sociedad Civil.

Hay que asumir sus principales rasgos:

El Estado es parte de la solución y parte del problema, debe ser controlado

En una sociedad individualista se desconfía de los líderes.

La Sociedad Civil es apolítica

Los miembros de la sociedad civil quieren ser informados y participar.

Son solidarios y defienden la protección del medio ambiente

La cultura es muy importante para la Sociedad Civil

Considera natural la discrepancia

Implantar la visión de la Sociedad Civil solo lo puede hacer la propias Sociedad Civil

UDEC se constituye asumiendo la importancia de la Sociedad Civil y como un medio para que los ciudadanos tengan una forma para participar.

Para que los ciudadanos puedan elegir libremente y exigir responsabilidades.

No lo dudes y Afíliate a UDEC Unidad de Centro

El partido donde la Gente tiene la Palabra

Afiliarse es muy sencillo: Pincha AQUÍ  

José Manuel Millán Campos
UDEC - Unidad de Centro
Secretario General
s.general@udec.es

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 

No se pierda la viñeta del día

Quiero recibir puntualmente la viñeta del día

Los enlaces más destacados

No somos un partido cualquiera

VIDEO  ÚNETE A LA LISTA UDEC CONTRA EL FRAUDE ELECTORAL
Los límites de los partidos políticos (video)
UDEC, un partido revolucionario

Volver al Inicio
Todas las publicaciones
Una Nueva España
La España que queremos

 

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook

1 comentario en «PROGRAMA. OCTAVO PASO: IMPLANTAR LA VISIÓN DE LA SOCIEDAD CIVIL»

  1. Para que España pueda ir bien lo mas importante es la regeneración de los partidos politicos y la recuperacion de todo el dinero publico que se han llevado durante los 40 años que han Gobernado en España.

    No se pueden permitir los abusos de poder de los cargos públicos y el negocio que se han montado con el dinero publico.

    Si los ciudadanos permitimos que no devuelvan todo el dinero publico, el negocio de los politicos continuara sin control porque piensan que los ciudadanos somos tontos y pueden hace lo que quieran.

    Si votamos a los mismos políticos que durante 40 años se han aprovechado del dinero publico será la perdición de los ciudadanos y de España.

    Hay que pedir la dimisión del Gobierno inútil que tenemos.

    Responder

Deja un comentario