EDITORIAL 12-10 Dudas y reflexiones

 

¡Cómo pudimos llegar a esto?

Es la típica pregunta que nos hacemos cuando ya parece que nada es remediable y vivimos un caos o un desastre.

¿Cómo es posible un país en el que sabemos que el gobierno engaña lo sigamos consintiendo?

La pandemia se convirtió en la excusa de megalómanos para mantenerse en sus puestos… pagados por todos.

¡La corte ministerial más cortesana que se ha vivido desde hace siglos con decenas de ellos…!

Lo más aterrador: la pretensión de amordazar a la Justicia y dar alas a movimientos desestabilizadores o comprar la anuencia de los medios. Esto comienza a oler mal.

No se puede acallar a un pueblo.

Y más aún, comprobar que su mentira no es rebatida como correspondería con la eficacia y fuerza de los muchos otros, también asalariados nuestros, que están olvidando su deber esencial: representarnos.

No es ético que se “peleen” en un Congreso como si fuera un circo. Debe existir gente responsable, por cierto muy bien pagada, para que sepa que el pueblo al que dicen representar necesita fuerza y unión para hacer frente a la locura.

Es irritante que los conservadores se rindan a chantajes como el del temor a ser llamados fascistas o franquistas. Y lo es más aún el que partidos con tendencia al centro caigan en lo mismo.

Toda democracia en nuestros días se compone de partidos conservadores y socialdemócratas. Así que dejemos las imbecilidades de hablar de “extrema-nada”. Aunque la nuestra diese en su día cabida al comunismo, lo que sí sabemos que es extremo, aunque entonces se mantuviera en márgenes “democráticos”, ahora no…

En una democracia no hay “extrema que valga” y no debemos siquiera admitirlo y menos que nos lleven al huerto.

No quiero niñatos.

Uno debe hacer frente a la estupidez, más propia de un “mobbing” de colegio, porque nos jugamos mucho.

Si ya nos ponemos en ese plan… el comunismo tiene “condición extrema” dentro de una democracia.

Sólo tienen que comparar cuántos existen en las democracias de nuestro entorno.

Este pueblo necesita menos show, menos diatribas de salón, y mucho más compromiso de los «pagados» en la oposición.

Vaya pues este palo al gobierno y a la oposición.

Y extiendo el varapalo al gran número de votantes a los que con todos mis respetos pediría responsabilidad y que antes de entregar sus deseos románticos en las urnas como si fueran Cartas a los Reyes Magos depositen su voto pensante, ya sea de aprobación o castigo porque es a ellos, a los votantes, a los que voy a hacer directamente responsables de cuanto suceda.

No es solo un problema de la dificultad de una pandemia.

Basta comparar actitudes de gobiernos de los países que nos rodean para saber qué se debe cortar por lo sano sobre todo si no hay dignidad para dimitir por muchas más razones de las exigidas en otros casos.

Siento vergüenza.

Mi naturaleza rebelde e indómita de nacimiento me coloca en la oposición por sistema.

En la vida elegí ser el “Pepito Grillo” que cansa a todo el mundo y me crea más de una dificultad.

Uno se preguntaría ¿por qué ese papel? Porque la oposición siempre es libre y esto es algo para mí irrenunciable.

También me otorga un código ético mucho más rígido que el que normalmente se impone y la ventaja es que nadie lo juzga porque es el mío y si lo hacen tampoco me preocupa demasiado.

Esta situación me obliga no a ser hipócrita sino a asumir las leyes y desvincularme de las “normas” de lo políticamente correcto —según algunos.

Vivimos situaciones en las que debemos convertirnos en el Pepito Grillo necesario…

Paloma A. González Loché

Publicado en su blog https://www.palomagonzalezloche.com/2020/10/12/dudas-y-reflexiones/

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 

No se pierda la viñeta del día

Quiero recibir puntualmente la viñeta del día

Los enlaces más destacados

---- Elecciones Catalanas ----

Introducción: Nos presentamos a las Elecciones Catalanas

1.-Elecciones a la Generalitat Catalana. Cambios en el Estatuto

2.- Elecciones a la Generalitat Catalana. Reformas legales

3.- Elecciones a  la Generalitat Catalana. Okupación, empleo y corrupción

 

No somos un partido cualquiera

Hispanidad: No fuimos de España, fuimos España
Los límites de los partidos políticos (video)
UDEC, un partido revolucionario

Volver al Inicio
Todas las publicaciones
Una Nueva España
La España que queremos

 

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook

2 comentarios en «EDITORIAL 12-10 Dudas y reflexiones»

  1. Como pudimos llegar a la grave situación que nos encontramos, si lo pensamos detenidamente, los propios ciudadanos somos los máximos culpables, por dejarnos engañar por los políticos que han gobernado en España durante 40 años.

    La pasividad el poco interés de los ciudadanos por saber la situación de España y volver a votar a políticos sin la capacidad de gobernar ni de administrar el dinero publico nos ha perjudicado gravemente.

    Espavilamos y defendemos los intereses de los ciudadanos y de España o estamos perdidos.

    Responder

Deja un comentario