EDITORIAL 12-3. UDEC, RESPETO

¿Por qué AFILIARSE a UDEC (VIDEO)

Cambiando un poquito el tercio respecto de lo que venimos comentando en UDEC, hoy me gustaría escribir para haceros partícipes de la tesitura en que me he encontrado esta mañana y que viene a colación sobre lo que es la educación y el respeto, los cuales brillan por su ausencia hoy en día.

Estando comprando en el mercadillo que ponen todos los viernes en Torrevieja, ciudad donde vivo, al pasar por uno de los puestos he escuchado las palabras «QUE TENGA UN BUEN DÍA».

Cuando me he girado he visto a un señor de unos 80 años de edad más o menos, el que había pronunciado las mencionadas palabras, sin obtener respuesta por parte del tendero comerciante que le había atendido, el cual rondaría los 30 años de edad.

Me ha venido a la memoria la educación de antaño, el respeto que teníamos por los mayores y, no he podido por menos que contenerme para no llorar ante las actuales circunstancias.

Ese hombre dando las gracias y deseando un buen día a quien tenía el deber de servirle puesto que para eso estaba en el chiringuito de verduras y que no solo no contestó a las hermosas palabras del señor mayor, sino que volvió la cabeza en un claro acto de desprecio.

No sé si esa es la clase de educación y respeto por la cual se rige el mundo hoy en día, pero personalmente con mucho gusto me retrotraería a aquellos tiempos en los que el dar los buenos días era algo más que un deber, era algo que alegraba el corazón del que lo recibía y contestaba de la misma manera.

Si el estar de moda es hacer caras agrias, avinagradas y hasta insultantes hacia los demás, sin mostrar el menor síntoma de respeto por los mismos, prefiero quedarme anclado en el pasado con nuestros abuelos y nuestros padres.

El niñato del chiringuito no contestó a las buenas intenciones de alguien que le mostró una educación exquisita (tuviera o no tuviera estudios), pero es que este mono-neuronal joven estaba llamando «Mari» a todas las señoras que pasaban por allí y que se acercaban a comprar a ese chiringuito.

Se ve que la «señora» Irene Montero no va a los mercadillos, pues no sabemos como hubiera actuado ella, tan culta y respetuosa con la igualdad sobre las mujeres, el que un pazguato macho la llamase «Mari».

Si mi madre hubiera vivido y un alcornoque la hubiera llamado despectivamente Mari, como este tipo lo estaba haciendo, pues no sé de qué manera hubiera actuado yo mismo.

Lo que sí es seguro es que hubiera pedido hoja de reclamaciones y puesto la consiguiente denuncia por vejaciones y maltrato verbal y psicológico.

¿Si no quieren coles, por qué entran a los sembrados?

Esta es la nueva ola, las nuevas generaciones que van a sacar a España de la miseria.

Las otras nuevas generaciones son las que donan a empresas ficticias como a una sucursal de Iberia 53 millones de euros, teniendo pérdidas desde el 2011 y diciendo que les entregan ese dinero por las pérdidas que les ha generado el Covid-19.

Panda de descerebrados, si solo tienen un 0.03 de pasajeros en las estadísticas, con pérdidas de más del 74 % anuales, ¿no creéis que es más bien la mala gestión financiera la que ha llevado a esa empresa a la ruina y no el Covid-19?

Ah, claro, es que resulta que es de un pariente de Ábalos.

Entonces no pasa nada, las pensiones en plena decadencia, pero las empresas en decadencia, cobrando sueldos millonarios.

España va bien.

Con tenderos como el mencionado y con financieros como los desgobernantes actuales, creo que la educación y el respeto por los demás, habrá que ir a comprarlas a China.

Gracias a Dios que en España tenemos un partido político que se encargará de eso y de mucho más.

Y no vamos a tardar mucho en notarlo.

En UDEC nos hemos propuesto también, al mismo tiempo que regeneramos el Estado de Derecho y del Bienestar, hacerlo también con la Educación y sobre todo, con las normas Éticas y Morales que son las que llevan a una Sociedad Civil como la española a ocupar puestos más elevados en el ranking mundial y en los hogares de cada uno de los que conformamos este hermoso país.

UDEC, es RESPETO.

Para que los ciudadanos puedan elegir libremente y exigir responsabilidades.

No lo dudes y Afíliate a UDEC Unidad de Centro

El partido donde la Gente tiene la Palabra

Afiliarse es muy sencillo: Pincha AQUÍ  

Rafael Mora Cano
UDEC - Unidad de Centro
Vocal del Comité Ejecutivo Nacional

rafaelmora@udec.es

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 

No se pierda la viñeta del día

Quiero recibir puntualmente la viñeta del día

Los enlaces más destacados

No somos un partido cualquiera

VIDEO  ÚNETE A LA LISTA UDEC CONTRA EL FRAUDE ELECTORAL
Los límites de los partidos políticos (video)
UDEC, un partido revolucionario

Volver al Inicio
Todas las publicaciones
Una Nueva España
La España que queremos

 

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook

Deja un comentario