EDITORIAL 6-8 La violencia y el perverso juego del machismo…

 

Algo va mal, muy mal en el país.

Lo peor de todo es el déficit de sentido común que llega a afectar hasta a las leyes y se cree como “dogma de fe” saltándose por un forro principios tan fundamentales en un estado democrático como la “presunción de inocencia”.

La mal llamada violencia machista.

La ira muchas veces va acompañada de actos tremendos en los que puede llegarse al crimen sea por puro arrebato, el alcohol, drogas, pero no es una “condición nata” de la persona sino una consecuencia y tienden a descargar su furia que, generalmente, es por insatisfacción personal, con seres más débiles: esposas, hijos o mascotas.

Un resultado de muerte es desgraciadamente posible si se va la medida y las víctimas no reaccionan porque se convierten en el “saco terrero” donde ahogarán su ira y frustración los, en el fondo, cobardes y débiles. Ahí es posible que hablemos de violencia machista, pero no en todos los casos.

La figura del psicópata jamás debe confundirse con un caso similar al citado.

Lo que diferencia a éstos del machismo ¡¡¡y es algo que también se produce con las mujeres!!! es la absoluta ausencia de empatía hacia sus víctimas y, en consecuencia: el deseo de acabar con ellas causando el mayor dolor posible por no haberse rendido a sus deseos en un momento dado.

Si hablásemos con propiedad, lo podríamos distinguir fácilmente.

Una esposa que abandona a un marido deja como único recurso para el psicópata asesinarla o infligirle el mayor dolor posible: asesinar a sus hijos como venganza por el abandono. ¿Es eso machismo? Evidentemente NO. Eso es una crueldad premeditada (lo que se distingue del caso anterior como rapto de ira o provocado por alguna causa: drogas, alcohol, etcétera).

Esto también se da en mujeres, aunque la prensa evite hablar de ello.

Recientemente tuvimos el caso de una mujer que asesinó a su hija de cuatro años “para causar el mayor daño posible al marido por no volver con ella” tal como ella misma reconoce. ¿Hasta ese punto? Esto rompe el esquema y no sale ya en medios de comunicación o se diluye por no ser “vendible” como violencia machista.

¿Recuerda alguien la premeditación de la mujer que asesinó al hijo de su novio: “el Pescaito”? y al parecer no fue el único caso: el motivo es que… obstaculizaría sus planes y allí estaba, llorando y compungida junto al padre ¡mientras tenía al niño muerto en el maletero de su auto!

El caso de las niñas tinerfeñas así como el caso de los hijos de José Bretón tienen en común que fueron asesinatos a sangre fría, premeditados y con intención de causar el mayor dolor a la madre: violencia vicaria.

Esto no es obra de un “machismo” (acto sobrevenido cuando es auténtico, aunque a veces sea continuado por circunstancias), es un acto de un PSICÓPATA, que se caracteriza porque no es una enfermedad mental, sino el trastorno de una conducta y que en ningún momento puede calificarse de arrebato porque en estos existe una clara premeditación y lo esencial: ausencia total de emociones y empatía ¡¡¡que llega a alcanzar a sus propios hijos!!! A los que utiliza como herramientas para obtener sus fines.

Al igual que la madre que recientemente asesina a su propia hija y por idénticos motivos. Esto ha de cambiar en las leyes urgentemente y empezar a llamar a las cosas por su nombre.

Otro error garrafal de la llamada “violencia machista”.

Una mujer muere en su casa y automáticamente su esposo es detenido por un crimen machista sin mediar explicaciones, sin presunción de inocencia posible ¡desde noviembre! Obviamente queda libre al quedar demostrado que la causa del fallecimiento, meses después, fue natural y debido a un infarto. ¿Quién resarce a este esposo del doble sufrimiento padecido por la pérdida y la cárcel?

Algunas leyes, tienen que cambiar y reubicarse en el lugar que procede, dejando a un lado las “modas” y estupideces varias, tomando muy en serio lo que hay y calificando muy bien cada caso.

Por cierto: hay muchos más psicópatas de lo que creemos, pero sus conductas son identificables. No son “enfermos” y por ello son difíciles de detectar si quieren ocultarlo. Saben muy bien cómo atraer a sus víctimas, ellos y ellas, porque son plenamente hábiles en reconocer a personas empáticas a las que pueden manejar, convirtiéndolas en víctimas hasta que ya es tarde…

—o0o—

P.S. Recomiendo bajar “La Triada Oscura de la Personalidad en las relaciones íntimas” (J.M. Pozueco y J.M. Moreno) está en formato pdf., donde encontrarán una explicación mucho más extensa al respecto.

 

Paloma A. González Loché

https://www.palomagonzalezloche.com/2021/06/15/la-violencia-y-el-perverso-juego-del-machismo/ 

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 

No se pierda la viñeta del día

Quiero recibir puntualmente la viñeta del día

Los enlaces más destacados

 Ley de memoria democrática: el blanqueamiento de la izquierda totalitaria.
El poder judicial en España es una burla cruel, una estafa intolerable
La Energía Nuclear es la única solución para abaratar electricidad en España
UDEC, un partido revolucionario

Volver al Inicio
Todas las publicaciones
Una Nueva España
La España que queremos

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook

Deja un comentario