EDITORIAL 14-1 INSCRITOS: Nuevas fórmulas de participación en política

 

La figura tradicional de los partidos políticos es la afiliación o la militancia.

Esta figura garantiza la totalidad de los derechos que se pueden tener en un partido.

Sin embargo, desde hace tiempo está cambiando la mentalidad de los ciudadanos y la forma de relacionarse con los partidos.

El punto principal es que la plenitud de los derechos solo los disfruta un reducido número de militantes o afiliados, aquellos que ocupan cargos orgánicos ejecutivos en el partido.

La mayoría de los afiliados han actuado como simples fans pagando la entrada.

El hecho de que esta situación no ha causado rechazo se puede atribuir a alguna de las siguientes causas. 

  1. Se identifican con el ideario y se han apuntado al no tener otra forma de relacionarse con el partido.
  2.  Realmente son simples fans. Su motivación no es tanto los ideales del partido sino el rechazo a otros ideales y por tanto a otros partidos. Normalmente no tienen interés en participar en la vida del partido sino que simplemente necesitan una bandera. 

Sin desmerecer la figura del afiliado o militante, normalmente muy minoritario, que realmente se siente comprometido con el proyecto e incluso tiene aspiraciones es necesario establecer otro tipo de relaciones para los ciudadanos que no forman parte de este grupo pero quieren forma parte del partido.

Al establecer los partidos clásicos como única posibilidad la figura de afiliación o militante los dirigentes de esos partidos están pensando que la ciudadanía piensa y siente como ellos  y por tanto están imponiendo unas normas de conducta estrictas a ciudadanos interesados y están presentado una opción muy poco atractiva a muchísimos de sus votantes que tienen la sensación de que la afiliación es una lucha constante para demostrar que se es fiel al proyecto y a unos principios que se han jurado con sangre. Y no se equivocan porque en la mayoría de los casos es así.

La influencia de la opinión de los ciudadanos en la vida de los partidos es cada vez más notable y la influencia de las redes sociales es innegable.

Es por esto por lo que algunos de los partidos de reciente creación han establecido  la figura del simpatizante y en otros se ha tratado de diferenciar el militante, es decir el cargo ejecutivo, del simple afiliado, estableciendo diferentes derechos y deberes. 

Pero la realidad es que estos intentos no son más que parches sobre estructuras clásicas que salvo algún caso chirrían al intentar poner en marcha estos proyectos.

Al ser UDEC Unidad de Centro un partido de nueva creación ha tratado de enfocar las formas de participación de una forma más flexible y progresista. 

Junto a la figura del Afiliado y la del Simpatizante incorporamos la figura del Inscrito.

La figura del Inscrito corresponde al ciudadano que no siendo ni afiliado ni simpatizante se inscribe en UDEC Unidad de Centro para participar en la vida del partido.

Al registrarse como “Inscrito” no se adquiere la condición de militante por lo que no está obligado por los Estatutos ni por el Manifiesto Fundacional.

Incluso puede ser militante de otro partido, militar, juez y todas aquellas personas que no pueden militar en un partido político.

La figura del Inscrito es la forma que tienen los ciudadanos de participar en la vida de un partido político, aunque no coincidan en el 100% con sus ideales.

O la oportunidad para militantes de otros partidos explorar formar de participación novedosa.

A diferencia del Inscrito de Podemos, que es realmente un afiliado o militante aunque algunos de los Inscritos en Podemos no lo sepan la figura del Inscrito de Unidad de Centro está perfectamente definida en los estatutos y en la WEB del partido https://udec.es/inscritos y no es un militante, es un ciudadano al que se le consulta determinadas cuestiones, se le invita a determinadas votaciones y se le da la oportunidad de presentar propuestas políticas e incluso puede desempeñar cargos en el partido.

Es como una universalización de la controvertida figura del independiente.  

La figura del Inscrito permite un conocimiento mutuo previo a un compromiso más definitivo como es la afiliación.

La inscripción es una forma segura, discreta y con garantías de independencia para relacionarse con Unidad de Centro.

A todos los efectos tiene las mismas garantías que un afiliado.

España está en un momento de cambios importantes.

Se derrumban castillos que parecían inexpugnables y se presentan alternativas nuevas que pocos conocían hace un año.

¿Te vas a perder la oportunidad de formar parte de este cambio?

Inscríbete en UDEC Unidad de Centro y participa del cambio que viene.

Para que los ciudadanos puedan elegir libremente y exigir responsabilidades.

No lo dudes y Afíliate a UDEC Unidad de Centro

El partido donde la Gente tiene la Palabra

Afiliarse es muy sencillo: Pincha AQUÍ  

José Manuel Millán Campos
UDEC - Unidad de Centro
Secretario General
s.general@udec.es

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 

No se pierda la viñeta del día

Quiero recibir puntualmente la viñeta del día

Los enlaces más destacados

 Cataluña sufre un régimen nacional-socialista y el gobierno de Pedro Sánchez lo permite y protege.
El área de existencia de una democracia
Proyecto de Alianza Electoral «Renovación» (nombre provisional)
UDEC, un partido revolucionario

Volver al Inicio
Todas las publicaciones
Una Nueva España
La España que queremos

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin
Compartir en facebook

Deja un comentario