EDITORIAL 3-6 Put in or Put on?

 

Complicado juego de palabras que se mezclan.

Érase una vez un fiel admirador de Stalin del que copió o aprendió todas sus estrategias de juego utilizando todas las argucias a su alcance.

Alguna vez, sólo alguna, estuvo acertado, cosa que tampoco ha de sorprender porque a lo largo de 23 años con poder absoluto y no discutido, esto es posible.

Obviamente cuando este sujeto se pone “on” puede suceder cualquier cosa que va desde la acción directa al chantaje o cosas peores: el número de periodistas desaparecidos ¿asesinados o que simplemente perdieron la vida así, por casualidad, desde que terminó la URSS? y todos ellos víctimas del “on”.

Fueron más de 300 y sin contar, pues habría que añadirlos, a otra serie de blogueros, empresarios, activistas y buscadores de libertades que resultaron ser muy incómodos para el Kremlin en versión “on”. Para lo que, en paralelo, la versión “in” (Putin) ofrecía imágenes más propias del cliché de macho ibérico en fase demostrativa de alter ego subiéndose sobre un toro semidesnudo diciendo «aquí estoy yo».

La clase no siempre va asociada al “in” ni al “on”.

Un pequeño “zarito” siguiendo tácticas de determinados gobiernos totalitarios: sin oposición, sin que nadie rechiste, dominando todas las masas ¡y las mesas! Milagro que los salones de los palacios tienen un espacio limitado porque hasta la mesa que utilizaba para hablar con premiers excusándose en el miedo al contagio era snob hasta la avaricia: más propia de un nuevo rico.

Es obvio que llega al más espantoso ridículo y despertaría risa si no fuera… ¡por su maldad!

De sus adversarios políticos mejor no hablamos ¡¡¡No ha sobrevivido ni uno!!!

A veces y en mi fuero interno, llegaba a pedir la “suerte” de Putin.

El que no moría de infarto, tenía un accidente, o sufría una contaminación nuclear —como si esta última eventualidad pudiera producirse casualmente, ya que “todos tenemos” material radiactivo almacenado en casa en la cocina, junto a los tarros de azúcar, mermelada… algo muy normal, claro.

Es más, se llegaban a morir incluso en otros países.

Aquello ya me sonaba “raro”.

Después, tal como hacía en el franquismo, comencé a indagar y vi que muchos de sus precursores (totalitarios, por supuesto) tenían “la misma suerte” en otros muchos países también totalitarios. ¡Algo nada casual, evidentemente!

Otra de las “milongas” de los que se ponen en ON, es que se eternizan en el poder.

A ver quién es el guapo que los quita de en medio por el voto.

Voto que se ocupan encarecidamente de manipular.

Que esto sirva de aviso a situaciones que pudieran considerarse análogas: nada más fácil que amordazar a los medios de comunicación (mediante sobornos disfrazados de subvenciones) para que sólo cante loas de los gobiernos en cuestión y a la vez pase de largo de todas las actuaciones contra “el pueblo” y que en paralelo tengan notables olvidos de todo aquello positivo que realiza la oposición y que en una mayoría de ocasiones ni se menciona.

Con ello y gradualmente, se acaba la información libre pues en el segundo estadio, una vez afirmado el poder totalitario, son excluidos cuando no perseguidos.

El otro punto es, obviamente, la justicia (de suerte que siempre sea favorable a la acción de gobierno). ¿Saben que la JUSTICIA, no sólo tiene acción para la resolución de pleitos entre ciudadanos sino que una de sus principales funciones es el control de la acción del gobierno? ¿Cómo va a haber justicia si el infractor elige a los jueces que van a juzgarlo? Sólo debemos pensar un poco en esto.

Obviamente éste ON, practica el poder bajo la amenaza.

Siempre la amenaza.

Y no es consciente que tanta “bravuconada” puede servir en un país acostumbrado a ser manipulado, engañado, y en cierto modo amedrentado con sus ínfulas.

Como digo: a lo Stalin, porque entre otras cosas puede padecer presidio y no es broma.

Lo irracional es que con la invasión a Ucrania haya logrado lo que no se había producido con anterioridad. ¡¡¡El levantamiento de un pueblo!!!

Y, sobre todo, que la Unión Europea, antes poco implicada, se alinease con Ucrania y sus gentes. ¡¡¡Ya estaba bien!!!

Y con esto, el ON se retrocede al IN forzoso y ve con espanto que si él tiene un dedo con materiales radiactivos, también hay muchos dedos con idénticos materiales.

Incluso ¡Suiza! La sempiterna neutral se suma a las sanciones…

Estados naturalmente neutrales, solicitan su entrada en la OTAN y es que cada uno ha de elegir el punto en el que quiere estar. Y pese a todos los problemas que conlleve, se elige la LIBERTAD.

Obviamente, “ON” se llena de mentiras.

Resulta que en Ucrania sólo hay nazis y sobre todo  el batallón Azov símbolo de la mayor oposición ucraniana.

¿Le vale a Putin decir algo así? Puede que sirva para los crédulos.

El propio presidente ucraniano es de origen judío y su familia vivió el holocausto. Los crímenes de guerra rusos, por otro lado, son un espanto.

Han violado todas las Convenciones de Ginebra.

Como recuerdo al Holodomor de Stalin, Putin quiere provocar la hambruna viéndose mundialmente aislado, robando (no se puede decir de otro modo) todos los cereales a Ucrania para venderlos en otros mundos y desabasteciendo todos los mercados.

Otra muestra más del individuo en cuestión y de sus seguidores directos porque hay un punto en el que hay que decir ¡¡¡basta!!!

Su invasión ha provocado reacciones en cadena de las que Rusia tardará en reponerse.

Expulsión del Consejo de Derechos Humanos en la ONU.

Ya es algo, aunque no se pudiera hacer más.

Tuvo lugar su expulsión del Consejo de Europa; también del SWIFT; e incluso del Mundial-22; Respecto a su expulsión del G-20 (aunque Putin indica “que no sería tan grave”), nos da una idea de a qué ha abocado Putin-on, a su país.

Y sigue. Un claro megalómano y psicópata narcisista como él, llegará al final arrastrando cuanto esté a su paso y se le oponga.

Ahora es el turno de la Humanidad.

Hago una petición de disculpas al Pueblo ruso.

Víctimas principales de las acciones de su «dignatario».

Ellos padecen lo que está sucediendo y en su mayoría deben callar. No es a ellos a quienes hago llegar este artículo. Para ellos es matar a hermanos. Muy difícil.

Que nadie se engañe.

La III Guerra Mundial ya ha comenzado aunque de momento Ucrania sea la que lo viva directamente en sus carnes.

El resto lo iremos viviendo, la única verdad es que sólo hay una forma de parar a un ON.

La reacción inequívoca y el estar dispuestos a todo.

Por primera vez, mi artículo alcanza los dos folios: espero que sea al menos interesante.

Fui incapaz de reducir más aunque aún queda muchísimo que contar.

 

Paloma A. González Loché

Publicado en  https://www.palomagonzalezloche.com/2022/06/02/put-in-or-put-on//

 

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 

Quiero recibir anónimamente la viñeta del día

Los enlaces más destacados

Corrupción, Partidos y Ley Electoral. Llamada para Cambiar la Sociedad
Autodestrucción de Partidos.
El área de existencia de una democracia

El desgobierno y la irresponsabilidad han llegado demasiado lejos

UDEC, un partido revolucionario

Volver al Inicio
Todas las publicaciones
Una Nueva España
La España que queremos

 

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Deja un comentario