EDITORIAL 3-6 Frente al egoísmo de los partidos nosotros preferimos el egoísmo de los ciudadanos. Diputados de Distrito

 

Defendemos que se cambie la Ley Electora eliminado las listas cerradas y bloquedas y el sistema D’Hondt para poder elegir a Diputados de Distrito

Es ya conocido el despego de los ciudadanos sienten hacia los partidos políticos.

La ilusión de los primeros años de la democracia en la fe en la capacidad que otorgábamos a los partidos políticos para resolver los problemas de la sociedad se ha esfumado.

Los partidos clásicos se han profesionalizado y están dando la espalda a la sociedad.

Somos muchos os que atribuimos ese desgaste a una ley electoral que prima la ideología sobre la representación, lo cual en principio no sería malo si no fueses por el desprecio que los partidos muestran a las ideologías que dicen representas.

Esta situación ha dado como fruto la proliferación de plataformas y asociaciones civiles que defienden sus intereses pateando la calle con la vana esperanza de que los poderes políticos recapaciten y cambien de rumbo.

Las manifestaciones no sirven para nada, es más, ejercen el efecto contrario ya que sirven de desahogo a parte de la ciudadanía y que cree que con estas manifestaciones ya ha cumplido y vuelve al redil y confirman a los poderes públicos que no tiene ningún efecto político porque los cambios se ganan, se conquistan, se arrancan, pero no se suplican.

Y por otro lado surgen los partidos ¿Y de lo mío qué? que son capaces de movilizar a una provincia que se siente ignorada por los diferentes partidos políticos, tanto a nivel autonómico como estatal.

Y este camino no es en absoluto descabellado, pero puede complicar la gobernabilidad si no se realizan algunos cambios

¿Cómo podemos salir de esta situación?

Pues hay que cambiar la Constitución y la Ley Electoral.

Cuando se diseña la Constitución también se estaba diseñando como sería la ley electoral.

En todo este diseño se pretendía evitar la fragmentación de la Cortes Generales en muchos partidos pequeños que compliquen la gobernabilidad y se confiaba en que una ley ELECTORAL que potencie el bipartidismo favoreciendo a los partidos grandes permitiría la elección de Presidentes de Gobierno con capacidad de cumplir sus promesas electorales.

Pero eso ya ha pasado a mejor vida. Ya no hay mayorías de gobierno formados por partidos que comparten un ideario, sino agrupaciones de partidos, coaliciones formadas por otras coaliciones con los catastróficos resultados que hoy estamos viviendo.

Por eso debemos reconsiderar y valorar positivamente la existencia de partidos ¿Y de lo mío qué?

Porque esta es la teoría que justifica el Diputado de Distrito, un político elegido en una circunscripción uninominal que es el representante de los intereses de sus votantes y son estos los que le eligen o le cesan al no votarle de nuevo

Frente al egoísmo de los partidos nosotros preferimos el egoísmo de los ciudadanos.

Un egoísmo basado en orden, justicia, prosperidad, seguridad y respeto a la identidad, tanto a nivel local como al nacional.

Una característica importante de este egoísmo es el concepto de Nación, que ya parece que no defiende nadie, por supuesto las izquierdas no lo tienen claro y las derechas han demostrado una cortedad de mira infinita.

Por eso creemos que este círculo vicioso de partidos que viven en su universo paralelo se puede resolver implantado el Diputado de Distrito para lo cual solo es necesario cambia la Ley Electoral, porque la Constitución no indica nada más que los políticos electos por cada provincia.

Junto a este cambio seria conveniente modificar el artículo 99 de la Constitución sobre la elección del Presidente del Gobierno tal y como proponemos en nuestro artículo REFORMA CONSTITUCIONAL 18-9 Elección del Presidente del Gobierno. Artículo 99.

No vemos otra solución. Los partidos «reformistas» que han surgido han acabado sucumbiendo a la eficacia destructiva de una Ley Electoral pensada para impedir la representación de la ciudadanía

APOYANOS EN NUESTRA LUCHA POR IMPLANTAR EL DIPUTADO DE DISTRITO 

Para que los ciudadanos puedan elegir libremente y exigir responsabilidades.

No lo dudes y Afíliate a UDEC Unidad de Centro

El partido donde la Gente tiene la Palabra

Afiliarse es muy sencillo: Pincha AQUÍ  

José Manuel Millán Campos
UDEC - Unidad de Centro
Secretario General
s.general@udec.es

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 

No se pierda la viñeta del día

Quiero recibir puntualmente la viñeta del día

Los enlaces más destacados

 Vigilar no es espiar
La catástrofe demográfica de Cataluña 
El área de existencia de una democracia
El desgobierno y la irresponsabilidad han llegado demasiado lejos

UDEC, un partido revolucionario

Volver al Inicio
Todas las publicaciones
Una Nueva España
La España que queremos

 

 

 

 

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

1 comentario en «EDITORIAL 3-6 Frente al egoísmo de los partidos nosotros preferimos el egoísmo de los ciudadanos. Diputados de Distrito»

  1. Digamos, que hay naciones, que sus políticos de distrito son elegidos por los ciudadanos es decir sus vecinos, qué eligen a un representante de distrito, con la distribución realizadas en el número de calles. Un ejemplo.

    Una AAVV de Andújar, presenta un proyecto al Ayuntamiento donde , donde desde una ludoteca, una ultramarinos. Nuestro interés, se basaba en un campo de fútbol, junto a diferentes instalaciones, que beneficiaba a 17, 000 habitantes, con un proyecto de una AAVV, acogido por un Ayuntamiento vamos que el proyecto, excepto un local, fue de la AAVV. C.U ATALAYA. De Andújar. Destacuemos la diferencia de precio o sea más económico la AAVV. Pues, también, solicitamos una jefatura/oficina de la POLICIA LOCA, O POLICIA DE BARRIO.

    La importancia de llevar el contenido de lo que realmente precisa una zona de la ciudad, siempre será más eficaz y más positivas, sin presunto SOBORNOS, QUE PAGA EL PUEBLO. UDEC somos un partido para el pueblo español. Guarderías, veneros, campos de deportes, una mini-ciudad.

    Responder

Deja un comentario