Editorial 30-6 Churchill. Sobre la democracia y la utilidad

 

 Nota:  Este artículo se publico en enero de 2011, pero sigue de actualidad 

Churchill dijo que la democracia es el menos malo de los sistemas políticos, pero realmente lo que dijo fue que la democracia es la necesidad de inclinarse de cuando en cuando ante la opinión de los demás.

También dijo que el problema de su tiempo era que los hombres querían ser importantes y no útiles; España necesita gente útil y no personas importantes, porque de tanta importancia como algunos creen que tienen, nos estamos muriendo como país.

La Aristocracia es el gobierno de los mejores, y además se define una forma de gobierno en la que el poder soberano radica en un número reducido de personas a los que se les atribuye ser las más calificadas tanto para gobernar como para elegir a los gobernantes.

Hoy nadie asumiría en términos democráticos un gobierno así, entre otras cosas, porque no nos podríamos de acuerdo sobre quiénes son los más listos e inteligentitas, pero como me decía un día un buen amigo de mi pueblo, ¿por qué está tan reñida a veces la democracia con un gobierno de los más preparados, en suma de los más inteligentes?

En una oligarquía la sabiduría o la inteligencia son los únicos criterios para identificar a las personas que deben gobernar, pero al final preferimos, por fortuna, la democracia, el gobierno del pueblo.

Pero no son dos modelos incompatibles, lo ideal es que a través del refrendo popular se eligiera a los mejores; para ello, se debe intentar que los mejores tengan interés por lo público, por los problemas de sus conciudadanos y eso en España no ocurre; tenemos a los mejores dirigiendo las grandes empresas, llevando la excelencia a su profesión, pero no les motiva lo público, la verdad es que es comprensible.

La aristocracia se asimila a la democracia, sobre todo a la democracia representativa, en el hecho de que en ésta se atribuye al pueblo la elección de los mejores candidatos para gobernar, pero se diferencia de aquélla por el hecho de que en la democracia todas las personas están habilitadas en igualdad de condiciones, dando como resultado no el gobierno de los mejores o mayorías cualitativas sino de las masas o mayorías cuantitativas.

Es obvio que la inmensa mayoría defendemos esto, la plena igualdad de oportunidades, pero también deseamos tener suerte y que al final a los que elijamos, además de ser los mejores, lo hagan bien.

Pero insisto, no es incompatible un pueblo inteligente, y España lo es, debería elegir a los mejores, y más en un momento como el actual, necesitado de gente que realmente sepa hacer las cosas, y no tarde, mal y nunca.

Platón y Aristóteles, al hablar de aristocracia, emplearon la palabra en su sentido original para Platón, «los mejores» eran los filósofos, buscadores de la verdad y de un claro sistema ético. Aristóteles distinguió la aristocracia de la monarquía, gobierno de uno solo, y de la democracia, gobierno del pueblo.

En la teoría aristotélica, los pocos ejercen el poder en beneficio del todo, y cuando no lo hacen así, la aristocracia se convierte en oligarquía, gobierno de facción. Pero esto también ocurre en Democracia: a veces gobiernan los facciosos, los que solo piensan en sí mismos y en los suyos, y no en el bien de la generalidad.

También decía Churchill que en momentos de crisis cada persona debe hacer solo aquello que sabe hacer, y no otra cosa, a veces en nuestro país parece que ocurre lo contrario, la gente se empeña en hacer lo que no sabe hacer, y el problema es que todos lo acabamos pagando.

La verdad es que resulta imposible pensar que Churchill dijo tantas cosas, pero sí es cierto que dijo aquello de que un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad, y eso es lo que necesitamos en España en estos momentos, gente que sepa hacer las cosas y que tenga ganas de hacerlas.

Hacen falta responsables con principios y valores, que piensen en el bien de todos, y no sólo de los suyos, que unan y no dividan, que en suma trabajen para aquellos que les han dado la legitimidad para gobernar y no para sí mismos.

Hacen falta, como diría Javier Cercas, héroes de retirada, dispuestos a darlo todo por su país.

Cuando uno se enfrenta a los informativos se da cuenta que es imposible que algunos y algunas hayan llegado tan lejos en su vida y un país haya caído tan bajo.

España necesita más que nunca gente inteligente buena y excelente, y la democracia vale para ello.

España tiene infraestructuras, buen clima, suelo, gente excelente, ¿Qué más se puede pedir?

Pues eso, que la gente excelente se decida y se dedique a lo público, a gestionar los intereses de sus conciudadanos, porque así, al final a todos nos ira muy bien, puesto que de ideología también se muere.

ENRIQUE LÓPEZ

Publicado en la Razón el  30-01-2011 https://www.larazon.es/historico/5057-churchill-OLLA_RAZON_356017/

Usted tiene ahora la palabra. Cuéntenos qué opina sobre esto en el formulario inferior. Todos los comentarios que respeten las normas de educación serán publicados y respondidos. No hay censura ideológica 

Quiero recibir anónimamente la viñeta del día

Los enlaces más destacados

Corrupción, Partidos y Ley Electoral. Llamada para Cambiar la Sociedad
Autodestrucción de Partidos.
El área de existencia de una democracia

El desgobierno y la irresponsabilidad han llegado demasiado lejos

UDEC, un partido revolucionario

Volver al Inicio
Todas las publicaciones
Una Nueva España
La España que queremos

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

1 comentario en «Editorial 30-6 Churchill. Sobre la democracia y la utilidad»

  1. Decir que W. L. E. Churchill, es uno de los mejores políticos que ha tenido el mundo, es como si preguntan como los dos grande en carros de combate, Rommell, Mongo merit, la historia, es un sistemas práctico que afortunadamente se puede disponer para un debate.

    Para, dar un repaso a la CUMBRE DE LA OTAN, En Madrid, ha demostrado que el Servicio de Inteligencia en España suele ser uno de los mejores.

    Quién haya sido y lo siga siendo un a ante lector de Churchill, debe conocer que fue un hombre, que pudo evitar la II guerra Mundial. Vamos a decretar, que la Organización de la Cumbre de la OTAN, en nuestra Nación, se le nota cierta dosis de coordinación, y cierta dignidad en el recorrido de los actos, volvamos a Leonardo.

    En 1920, Los responsables de una ONGs, militar, indicaron, lo que Alemania, podría realizar en ciertos años, no podrían construir, Armamento, ropas de ejército, es decir, nada relacionado con la construcción militar. Alemania, guerrero, que también conocen su oficio, recibió una visita de los miembros que habían sancionado La ONGs. Alemania, abrió sus puertas, y todos vieron, la construcción de trastores agrícolas, de pantalones vaquero, unos auténticos estratégicos, esto era, un análisis y estudio de Alemania.. Pero por instintiva de supervivencia para Alemania, Churchill, era mal visto, ante esta situación, angustiosa, por el fracaso obtenido, obtuvieron un permiso en Alemania para su presunta muerte.

    En breve, Churchill, tenía un amigo cura en Francia, y tuvo que volar de Inglaterra a Francia, en casa de su amigo. Este inglés, le comentó, a su amigo la actual situación en Alemania, mantenía, que se estaba tearmando para una II Guerra Mundial, el, amigo feligres, le dijo, que estuviera, unos días o meses en su domicilio y después volviera a Inglaterra, el padre, le entregó una vieja arma corta.

    Estando Churchill, medio escondido, pasó el tiempo, por su parte no se relaja a, hasta que estalló la II guerra Mundial, W. L. E. Churchill, presidente de Inglaterra, demostró que su conocimientos eran, muy cortos, porque, Alemania, está con una armada como Inglaterra, y una base de vuelos, idéntica, es decir en 10 años, habían conseguido, un arsenal, como la mejor nación del mundo, cuncluimos, indicando, que los grandes de esta II GUERRA, Fueron, por Alemania Pathon, Alemania Rommell, Inglaterra Mongovery, y el que si disponía de unas visiones como un gran chaman, algunos le llamaban, el alcohólico, por su gusto al whisky, pero, si quedó claro, que de loco, de borracho, tenía muy poco, se pudo evitar la II Guerra Mundial, nosotro, creemos, que Si, con hombres y mujeres con un sentido de supervivencia general. No, por querer hacer como algunos, políticos, que realmente, no saben hacer política, hay que diseñar, nuevos empleos, y si no están en cuestión con el nivel del país, no deber cobrar, salarios, ni abrir la boca, sin conocimiento de la diversidad social, desde el bien, común. Sr. Dabchez.

    Responder

Deja un comentario