TEMAS – Historia. Reorganización Territorial

 

Historia. Reorganización Territorial

Antes que nada, hagamos un poquito de Historia para conocer mejor el desarrollo de las organizaciones territoriales que han ido sucediéndose en España a través de los años. Comenzamos con la organización territorial española en el tiempo de la etapa prerromana.

La península Ibérica fue ocupada en origen por pueblos de distintas procedencias que no llevaron a cabo ninguna división administrativa. No se trataba por tanto de una organización territorial, sino de una serie de pueblos asentados en diferentes territorios, sin una organización del territorio específica ni diferencial. Por ello, siendo rigurosos, debe utilizarse el nombre de “pueblos ibéricos” y no de “pueblo ibérico”, ya que nunca constituyeron una unidad política o una entidad socialmente organizada.

Organización Territorial en tiempos de los romanos.

En el año 197 a.C. se crearon dos provincias, Hispania Citerior (con capital en Tarraco, comprendía desde el Valle del Ebro y el litoral mediterráneo) e Hispania Ulterior (con capital en Corduba, el Valle del Guadalquivir). Las provincias se encomendaban cada una a un pretor, que ejercía de gobernador provincial.

Organización Territorial en la época de los visigodos.

Con la caída del Imperio romano, en el siglo V, los visigodos ocuparon la mayor parte de la península. Mantuvieron la división administrativa provincial romana (bajo el nombre de “ducados”) e incluso crearon nuevos ducados como el de Asturias y Cantabria y la provincia de Celtiberia y Carpetania.

Así, la Hispania visigoda puede considerarse en muchos sentidos una prolongación de la Hispania romana. No hay que olvidar que los visigodos constituían una minoría asentada entre una inmensa mayoría de población hispanorromana a la que debían gobernar.

Organización Territorial de al-Ándalus.

Tras la conquista musulmana de la península ibérica en 711 la conocida como al-Ándalus pasó por varias etapas. Primero se integró en la provincia norteafricana del Califato Omeya. Más tarde se convertiría en el Emirato de Córdoba y después, con Abd al-Rahman III, en el Califato de Córdoba.

Sobre la organización territorial de al-Ándalus desde su conquista hasta Abd al-Rahman III, las fuentes escritas no dejan muy claro si perduró la antigua distribución territorial hispano-visigoda o sólo subsistió su estructura administrativa.

Organización Territorial en la Reconquista.

mapa-de-la-reconquista

Durante este periodo, más allá de las batallas, tiene lugar la repoblación y la organización del territorio reconquistado, mediante las cuales se irán configurando las bases de los reinos peninsulares. Así, los reinos cristianos fueron adquiriendo su forma en torno a lo que terminaron por ser cuatro cinco grandes núcleos en el siglo XII: el Reino de Portugal (ya independiente desde 1143), el Reino de León (que se uniría posteriormente a Castilla), el Reino de Castilla, el Reino de Navarra y el Reino de Aragón.

Organización Territorial con los Reyes Católicos.

espana-con-los-reyes-catolicos

Así las cosas, los Reyes Católicos llevaron a cabo ciertas transformaciones territoriales en el lado castellano como la supresión de la autonomía municipal y de los adelantamientos, la extensión de la figura de los corregidores reales para administrar las ciudades y los distritos o corregimientos.

Además, en Castilla, se configurará una nueva organización político-judicial superior al corregimiento, basada en chancillerías (con sede en Valladolid y Granada; ambas chancillerías separadas por la línea del Tajo) y en audiencias. En Aragón no se llegó a aplicar nunca un programa político similar y sólo se crearon ciertas instituciones como los virreyes (representantes del poder real en cada uno de los territorios de la Corona de Aragón) y como el Consejo de Aragón que, con sede en Castilla, servía de nexo con esos territorios. Las demarcaciones territoriales aragonesas permanecieron igual que a fines de la Edad Media.

Organización Territorial en el tiempo de los Austrias.

la-herencia-de-carlos-i-el-tiempo-de-los-austrias

Con Carlos I de España llega la dinastía de los Austrias a España, en el año 1516. Reinó en todos los reinos y territorios de España con el nombre de Carlos I desde 1516 hasta 1556, uniendo así por primera vez en una misma persona las Coronas de Castilla —el Reino de Navarra inclusive— y Aragón. Asimismo fue emperador del Sacro Imperio Romano Germánico como Carlos V de 1520 a 1558.

Hijo de Juana I de Castilla y Felipe I el Hermoso, fue nieto por vía paterna de Maximiliano I de Habsburgo y María de Borgoña (de quienes heredó los patrimonios borgoñones, los territorios austriacos y el derecho al trono imperial) y por vía materna de los Reyes Católicos, de quienes heredó Castilla, Navarra, las Indias, Nápoles, Sicilia y Aragón.

Organización Territorial en la España borbónica del XVIII.

Mientras la Corona de Castilla y Navarra se mantuvieron fieles al candidato borbónico (Felipe V), la mayor parte de la Corona de Aragón prestó su apoyo al candidato austriaco (Carlos VI). Los Borbones, que salieron victoriosos tras 12 años de conflicto, eran más centralistas que los Austrias y trataron de hacer de su monarquía un Estado absolutista. Para ello necesitaban una ordenación del territorio diferente, más racional.

Organización Territorial durante el dominio napoleónico.

Noviembre de 1807. Más de 20.000 soldados franceses entran a España con la misión de reforzar al ejército hispano para atacar Portugal. Lo hacían tras el engañoso pacto alcanzado entre Napoleón y Carlos IV para -supuestamente- conquistar Portugal y repartírselo. Pero los planes de Napoleón eran otros: el control de la península Ibérica.

En un primer momento, los españoles no opusieron resistencia y permitieron el libre tránsito del ejército galo. Pero hacia febrero de 1808, los auténticos planes de Napoleón comenzaron a desvelarse y comenzaron los primeros brotes de rebeldía en varias partes del país, como Zaragoza. Esta oposición se agudizaría en toda España y sería especialmente beligerante en Madrid, con el levantamiento del 2 de mayo.

Organización Territorial. Las Cortes de Cádiz.

A comienzos de marzo, mientras se iban dispersando las tropas de Riego, estalló una insurrección liberal en Galicia que se expandió por todo el país en lo que se convirtió en una verdadera revolución. Una muchedumbre rodeó el Palacio Real de Madrid el día 7 de marzo. Fernando VII, viéndose acorralado, esa misma noche firmó un decreto por el que se sometía a la voluntad general del pueblo. Tres días más tarde juró finalmente la Constitución de Cádiz, incluyendo la famosa frase: “Marchemos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional”. Poco tardaría en arrepentirse.

En marzo de 1821 se anuncia en las Cortes la presentación del proyecto de división provincial, que constaba de 47 provincias más Canarias. Todas las provincias tenían igualdad jurídica, es decir, eran independientes entre sí. También se acompañaba una división judicial y militar.

La Constitución de Cádiz de 1812 enumera los territorios y reinos históricos: Aragón, Asturias, Castilla la Vieja, Castilla la Nueva, Cataluña, Córdoba, Extremadura, Galicia, Granada, Jaén, León, Molina, Murcia, Navarra, Provincias Vascongadas, Sevilla, Valencia y las islas Baleares y Canarias, así como las posesiones de África, América y Filipinas.

Organización Territorial en España. El Nacimiento de las Provincias.

El siglo XIX supone sin duda el camino hacia la estructuración de España en el mapa de provincias tal y como hoy lo conocemos.

El Rey Fernando VII fallece en septiembre de 1833 y la Reina Regente decide continuar con las reformas administrativas. A tal efecto, en octubre de ese año, nombra ministro de Fomento a Javier de Burgos, que sería el máximo responsable de llevar a cabo la ansiada división provincial.

Aunque Javier de Burgos sólo estampó su firma en un proyecto ya realizado -del cual conocía su proceso-, ha pasado como el impulsor definitivo de la reforma provincial. En absoluto se puede criticar que fuese una medida tomada en un despacho. Así, como se ha podido ver a lo largo de esta serie, el proyecto de división provincial realmente se remonta al de Bauzá y Larramendi de 1821, debatido en la propuesta de Cortes de 1822, y retomado sin grandes modificaciones en 1829 por Larramendi reproduciendo casi todas las provincias y capitales.

Organización Territorial en España en el siglo XX. El camino hacia las Autonomías.

Una vez asentada por fin una organización más racional del territorio a través de las provincias a lo largo del XIX y con su mapa definitivo dibujado, llegó el turno de las regiones. Sabido es que la España contemporánea se ha caracterizado por una “pugna” entre el centralismo y el regionalismo/nacionalismo. No es de extrañar que, tras el desastre del 1898 y en una España vista por muchos “en descomposición” de lo que algún día fue, los movimientos regionalistas comenzaran a arraigar.

La constitución de 1978 quiso cerrar capítulo, con la creación del “Estado de las Autonomías”, un modelo inédito, no federal, que otorgaba a las regiones unas competencias que a la postre se han visto superiores a las de muchos estados federados del planeta. Pero ese capítulo, esa pugna, nunca está zanjada en España. La constante redefinición del modelo territorial es parte constituyente de nuestro país.

Tras los pactos autonómicos de 1981 y 1992, España queda organizada en 17 comunidades autónomas, incluyendo una comunidad foral (Navarra), y dos ciudades autónomas (Ceuta y melilla. Cada comunidad autónoma está formada por una o varias provincias hasta un total de 50 en todo el territorio nacional. A su vez, cada provincia está dividida en un número variable de municipios que en toda España suman un total de 8.115. Los municipios son las entidades territoriales básicas en la organización territorial de España.

 


Otros temas interesantes

UDEC ESTARÁ EN LAS 5 PROVINCIAS DE CASTILLA - LA MANCHA

TEMAS DE LA CAMPAÑA ELECTORAL
LA ESTUPIDEZ
COMITE EJECUTIVO NACIONAL
Otras Viñetas
La Tertulia 

Quiero recibir la viñeta diaria en mi teléfono 

La España que queremos

 

Comparta facilmente este contenido en otras redes sociales

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin

2 comentarios en “TEMAS – Historia. Reorganización Territorial”

  1. Mapa año 756, Oviedo aun no existía aun le quedaban 30-40 años, la capital del reino de Asturias para ese año era Cangas de Onís si no me equivoco…

Deja un comentario